Ejercicio 2

 

Este ejercicio es similar al anterior, considere lo siguiente antes de comenzar a aplicar cualquier técnica de Meditación:

* Siéntese en el centro del zafú
* Manténgase bien derecho y extienda la columna vertebral a partir de la quinta vértebra lumbar.
* Cruce las piernas en posición de loto, medio loto, o posición birmana, de manera que las rodillas estén firmemente apoyadas en el suelo.
* Empuje el cielo con la cabeza.
* Empuje la tierra con las rodillas.
* La mano derecha reposa sobre la palma de la mano izquierda.
* Los pulgares se tocan, con una ligera presión.
* Las dos manos están en contacto con el abdomen.
* El mentón debe estar recogido.
* La nuca estirada.
* La nariz en la vertical del ombligo.
* Los hombros caen naturalmente.
* La boca está cerrada sin crispación.
* La extremidad de la lengua toca el paladar, detrás de los dientes superiores.
* Los ojos a medio cerrar, la mirada se posa sin fijarse a un metro delante de uno.
 
 
Seguidamente se concentra en su abdomen, cada vez que el proceso de la respiración mueva su abdomen usted debe estar atento a la expansión y contracción de esa parte de su cuerpo.

La respiración debe ser calmada, larga y profunda. La atención ha de estar dirigida sobre la espiración, que debe empujar hacia abajo sobre toda la masa abdominal. La inspiración viene naturalmente, automáticamente, espontáneamente. El vientre siempre debe estar libre, distendido y en expansión.

En esta postura, se interrumpe el flujo de pensamientos incesantes y de maquinaciones mentales, porque toda la atención está dirigida a la tensión muscular y a la respiración.

Si algún pensamiento adviene y siente que su atención se está perdiendo, repita mentalmente: “Esto no es real”, y regrese a su concentración abdominal.

 

Esta concentración también se llama “Respiración Hara” o respiración en Zazen. La palabra Hara es de origen japonés y describe la parte comprendida entre el tórax y la pelvis. En la cultura oriental el Hara es algo más que una zona anatómica y es una zona de las zonas más importantes del cuerpo. Es el punto medio del cuerpo donde se concentra la energía que sale de la tierra y la que viene del universo (fuerza centrifuga y fuerza centrípeta) y donde se encuentra su lugar de equilibrio. El movimiento o la respiración surgen de esta zona, por lo que mantener la concentración en el Hara ayuda a lograr una perfecta concentración.

Cuando el espíritu no permanece sobre nada aparece el verdadero espíritu.

 

::: HOME :::

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


A %d blogueros les gusta esto: