Rabindranath Tagore

Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando.

La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido.

El Amor es el significado ultimado de todo lo que nos rodea. No es un simple sentimiento, es la verdad, es la alegría que está en el origen de toda creación.

El hombre que ha de mendigar amor es el más miserable de todos los mendigos.

La vida es la constante sorpresa de saber que existo.

Cada criatura, al nacer, nos trae el mensaje de que dios todavía no ha perdido la esperanza en los hombres.

¿estás triste? busca a otra persona triste y consuélala:encontrarás la alegría.

El bosque sería muy triste si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen.

Cuando somos grandes en humildad, estamos más cerca de lo grande.

¡Qué pequeña eres, brizna de hierba! sí, pero tengo toda la tierra a mis pies.

El que se ocupa demasiado en hacer el bien no tiene tiempo de ser bueno.

Tu no ves lo que eres, sino su sombra.

Los hombres son crueles, pero el hombre es bueno.

El hacha pidió al arbol su mango. Y el árbol se lo dió.

Vivimos en el mundo, cuando lo amamos.

Cuando sonrió el hombre, el mundo lo amó. Cuando rió, le tuvo miedo.

El hombre es un niño: su poder es el poder de crecer.

El benefactor llama a la puerta, pero el que ama la encuentra abierta.

Para los hombres, aceptar es dar; para las mujeres, dar es recibir.

¡Cómo pinta el deseo los colores del iris en las nieblas de la vida!

La fe es el pájaro que canta cuando el amanecer todavía está oscuro.

Si cierras la puerta a todos los errores, dejarás afuera a la verdad.

Llevo en mi mundo que florece todos los mundos que han fracasado.

Llevo dentro de mí mismo un peso agobiante: el peso de las riquezas que no he dado a los demás.

Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta noche y día su canción sin fin.

Leemos mal el mundo y decimos luego que nos engaña.

Hemos sido llamados al concierto de este mundo para tocar de la mejor manera posible nuestro instrumento.

Qué fácil es empujar a la gente, pero qué difícil es guiarla.

La fe engaña a los hombres, pero da brillo a la mirada.

El hombre se adentra en la multitud por ahogar el clamor de su propio silencio.

Vive mejor el pobre dotado de esperanza que el rico sin ella.

Bendito aquel cuya fama no hace palidecer el brillo de la verdad.

No basta compartir las ideas con el prójimo; se ha de compartir la vida.

El arco dice bajito a la flecha, al despedirla: tu libertad es mía.

La tierra es insultada y ofrece sus flores como respuesta.

Engarza en oro las alas del pájaro y nunca mas volará al cielo.

El entendimiento agudo y sin grandeza, lo pincha todo, pero nada mueve.

El mundo es un telón de teatro tras el cual se esconden los secretos más profundos.

Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.

Dormía…, dormía y soñaba que la vida no era más que alegría. Me desperté y vi que la vida no era más que servir… y el servir era alegría.

Convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros; pero ya no producirá flores ni frutos.

Aunque le arranques los pétalos, no quitarás su belleza a la flor.

Déjame sólo un poco de mí mismo para que pueda llamarte mi todo.

Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad.

La verdad no está de parte de quién grite más.

::: HOME :::

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


A %d blogueros les gusta esto: