Arcanos del Dragón

El Dragón es un símbolo arquetipo de sabiduría e iluminación. A través de los tiempos siempre a representado a los grandes hierofantes y maestros auto-realizados, asi que cuando se habla del dragón se hace siempre referencia a un bodhisattwa, a un buda de compasión.

¿Porqué Dragón?, observemos los siguientes simbolismos;

* ELEMENTO AIRE: Los dragones poseen Alas.

* ELEMENTO FUEGO: Los dragones poseen Aliento igneo.

* ELEMENTO AGUA: Los dragones poseen escamas.

* ELEMENTO TIERRA: Los dragones poseen garras.

Al dominar todos estos principios o elementos, los Dragones poseen poderes sobrenaturales, por dicha razón son conocidos también como guardianes de los misterios, tesoros, doncellas, etc.

En el antiguo Egipto el Dragón fue representado por el esfinge, criatura simbólica que custodiaba los tesoros de la sabiduría y los secretos de los faraones y sus pirámides.

Estas esfinges o criaturas monstruosas siempre fueron veneradas y respetadas como representación de la protección y la sabiduría oculta, un típico y emblemático arquetipo de los grandes misterios herméticos de todos los tiempos.

Al pie de cada templo o en la entrada de cualquier tesoro, encontramos a un Dragón-esfinge custodiando como guardián el acceso, auyentando a los indignos y dejando ingresar a los vencedores de las pruebas. En la Biblia hebraica hacen referencia a un ángel guardián que custodia la puerta del Edén, blandiendo una espada de fuego, dicho guardián es un Dragón, la espada de fuego es su aliento inmortal, la palabra perdida.

 No solo los egipcios y orientales usaron el símbolo arquetípico del dragón, también en mesopotamia, asiria, babilonia, Grecia, México, etc. encontramos similares analogías que encajan perfectamente con esta sabiduría universal.

En Grecia encontramos la leyenda del Edipo rey frente a la esfinge, buscando la sabiduría, en los templos prehispánicos del México antiguo hallamos a Ketzalkoatl, un monstruo mitad serpiente mitad ave sagrada, haciendo una simbiosis perfecta de lo superior y lo inferior unidos en perfecto equilibrio.

También existe la leyenda del ave fénix, que cansada de vivir durante miles y millones de años decide incinerarse en su propio nido fabricado con incienso sándalo y mirra, esta leyenda simbólica y filosófica se refiere al mismo dragón, es obvio que los detalles siempre apuntan al mismo aspecto; al INRI, o fuego del fuego, la inteligencia de la inteligencia.

En el Tíbet oriental existen leyendas extraordinarias sobre el sagrado SERPO DRUK, el dragón que se transformo en los 8 protectores de los tesoros espirituales del país de las nieves, y que esta asociado con los guardianes del Dharma. También abundan extraordinarias historias y leyendas medievales donde se muestra al Dragón cuidando una doncella en un castillo, solo el caballero mas valiente podrá rescatarla, esta doncella es la misma sabiduría, y el Dragón su protector.

Lamentablemente los religiosos le han dado una connotación satánica al Dragón, por dicha razón mucha gente le tiene miedo y rechaza esta enseñanza, pero en realidad, las tradiciones iniciáticas enseñan que el Dragón es un espejo, y solo quien vence el espectro del espejo puede tener acceso a la Sabiduría Divina.

En la enseñanza Artúrica encontramos al Dragón asociado a Merlín, el mago, el Maestro que instruye al rey Arturo y a los caballeros de la mesa redonda, ¿porqué?, porque Merlín es el guardián de la caverna de cristal, en otras palabras, guardián del corazón de Arturo, ya que solo el Maestro interno puede darnos la sabiduría y el conocimiento secreto si nos vencemos a nosotros mismos.

Existe también una constelación que se llama; Draco (el dragón) compuesta por 78 importantes estrellas, la cabeza del dragón está representada por un cuadrilátero de estrellas situadas entre la constelación de Hércules y la Osa Menor. En la mitología griega se conoce a esta constelación gracias a la undécima tarea encargada a Hércules. En ella debía conseguir las manzanas del árbol de Gaia en el jardín de las Hespérides, donde Hera había puesto a Ladon, el dragón de cien cabezas, como protector.

Otro detalle interesante es que la constelación del Dragón fue la base de la astronomía de los grandes hierofantes del antiguo Egipto, específicamente Thuban la estrella principal de esta constelación. Hace unos 4800 años Thuban (Alfa Draconis) fue la Estrella Polar en el hemisferio norte, como actualmente lo es Polaris (α Ursae Minoris). Debido al movimiento de precesión, la oscilación periódica del eje de la tierra, paulatinamente dejó de marcar el norte terrestre. Hacia el 1900 a. C. la estrella Kochab (β Ursae Minoris) comenzó a sustituir a Thuban como Estrella Polar.

Hacia Thuban estaban orientadas las pirámides de Gizeh, en Egipto, cuando fueron construidas, y de esta guía filosófica y estelar se desarrollaron también muchos de los conocimientos hermeticos antiguos y algunos de los modernos, como es el caso de los 78 arcanos del Tarot Egipcio.

El número 78 es el número maestro del Dragón, ya que el 7 es la organización y el 8 es la comunicación, de esta manera el 7 masculino representa la forma y el 8 femenino representa el vacío, los 2 unidos dan vida a todo lo existente.

En términos herméticos podriamos estudiarlo de la siguiente manera:

7 = Ley del Heptaparaparshinock, organización, masculino, forma, el mundo relativo.

8 = Ley Clepsidraka, comunicación, femenino, vacío, el mundo absoluto.

De la unión de estos 2 principios surge la existencia, por eso si sumamos: 7 + 8 nos da 15, número emblemático del Tiphón, que es el mismo Dragón y que en el Tarot egipcio se le llama: “La Pasión”.

¿Que significado tiene la pasión?, la pasión es el fuego, la atracción, Eros, y también la etapa dolorosa del Cristo en su Drama. Entre lo masculino y lo femenino surge un fuego que atrae, que enloquece, que anima y que muchas veces también después del placer; produce sufrimiento. Por eso se dice que el fuego a unos ilumina y a otros quema.

El arcano 15 es un Dragón Amarillo, es una llama que porta en su diestra el secreto del Kundalini, y en su mano izquierda un báculo protector con el que se dominan las bajas pasiones.

En definitiva solo los iniciados podrán develar los secretos del Dragón si pasan las pruebas de Pureza, Osadía y Hermetismo.

En el siguiente diagrama esotérico podemos estudiar parte de la enseñanza del Dragón con relación al sendero del Sol (Sulu-Sigi-Sig), el cual lo podemos comprender en 4 etapas: Amanecer, Medio Día, Crepúsculo, Media Noche.


El Sendero del sol posee 3 aspectos: Cuando el Sol sube es SULU, cuando el Sol esta centrado (Medio día, media noche) es SIGI, cuando el Sol baja es Sig. De esta manera el Rayo de Zeus es el sendero de la Luz, el aliento del Dragón, la Iniciación. Estos 3 aspectos se comprenden en 4 etapas (los 4 tezcatplipokas toltekas), 1- Amanecer, 2- Medio día, 3- Crepúsculo, 4- Media noche.

2 Pares que son; Amanecer + Crepúsculo / Medio Día + Media noche, cuando estos 2 pares de opuestos se integran en la iniciación cósmica surge el Bodhisattwa. Por eso son 5 Dhyani Budhas, 4 estaciones y la pentalfa que es la conciencia cósmica que surge de este proceso. A esta pentalfa también se le relacionaba antiguamente con el ciclo del Abraxas, los 360º de la circunferencia, en otras palabras; cuando el Dragón se muerde la cola.

Cada etapa del Sol iniciático posee un Arcano, el amanecer es el arcano 20 “LA RESURRECCIÓN” porque es el momento que el Sol resucita, el Dragón Amarillo. A medio día es el arcano 19 “LA INSPIRACIÓN” allí la luz del Sol no hace sombra por la ubicación en el cielo espiritual interior, es el Dragón Blanco. En el atardecer es el arcano 18 “EL CREPUSCULO” es el Dragón Rojo porque es la hora del Requiem y de la introspección. A media noche es el arcano 21 “LA TRANSMUTACIÓN” el loco del Tarot, porque es la noche iniciatica, el descenso a la 9na. esfera, el Dragón Negro.

Todos estos ciclos en conjunto forman los misterios del Dragón y no solo son aspectos simbólicos sino que representan tambien etapas en la obra de un individuo que esta trabajando en su auto-realización intima, el que trabaja con el ciclo Sulu-Sigi-Sig.

Si sumamos todos estos 4 arcanos tenemos: 18+21+20+19= 78. Esta es la síntesis de la enseñanza Tantrayanica del Dragón y sus 78 joyas.

Desde el Jardín Dharma del Tantrayana secreto, Om Kundalini haro haram…

Atte.

Dharmapa Rimpoché.

5 comentarios Add your own

  • 1. claudia  |  julio 5, 2011 a las 10:01 pm

    maestro en verdad q me quedo asombrada y asustada de poder tener acceso a tan enorme y casi incompresible sabiduria, por q no basta con la explicacion y me pregunto muy amenudo dios mio, cuanto mas hay por descubrir y comprender
    para poder lograr una gota de esa sabiduria dormida, q inconcientemente rechazamos,

    Responder
  • 2. Piero  |  noviembre 3, 2011 a las 5:24 pm

    “Om Kundalini haro haram” es un mantra?

    Namaste.

    Responder
    • 3. dragompa  |  noviembre 7, 2011 a las 1:46 pm

      Si, si es un mantram… Saludos.

      Responder
  • 4. Fanny  |  febrero 9, 2013 a las 10:30 am

    Gracias❤

    Responder
  • 5. maría  |  febrero 1, 2015 a las 5:35 pm

    Cuanto por aprender, me quedo con la esencia, el perfume del escrito. Maestros aprendiendo, estudiantes de por vida. Es genial la aportación, muchas gracias.
    Saludos Namaste.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


A %d blogueros les gusta esto: